EDIMBURGO, LA CAPITAL DE ESCOCIA

EDIMBURGO, LA CAPITAL DE ESCOCIA

Viajar a Edimburgo, es una gran experiencia.
En Edimburgo podrás sentir la historia todavía latente; no te decepcionará si lo que buscas es el conocer la vieja Escocia, pero tampoco si lo que buscas son emociones y una ciudad llena de vida y gastronomía.
Piérdete en sus callejones de la Ciudad Vieja y diviértete en la Ciudad Nueva.

The Royal Mile y es que, ¡es tan espectacular! La Milla Real es el auténtico cordón umbilical de Edimburgo, donde todo sucede y todo ha pasado, escenario de fiestas y de desfiles. Ten en cuenta que la ciudad tiene muchos desniveles, tanto para recuperarte después de subir unas cuantas cuestas como para llegar a barrios alejados del centro, los buses de son una forma fantástica de recorrer Edimburgo.

Imprescindibles visitar

El castillo de Edimburgo
Al César lo que es del César, el castillo de Edimburgo es impresionante.
Es una construcción crucial para entender la historia de la capital escocesa, aunque, para los renacuajos, la diversión radicará en adentrarse en los edificios, ver los cañones gigantes de la batería de media luna y oír el cañonazo que se dispara todos los días a las 13:00.
Si visitas el castillo de Edimburgo con niños, no olvides pedir en taquilla la Explorer Quizz (o imprimirla desde casa; hay versión en español), un juego que les propone fijarse en varios detalles de la fortaleza.

El parque de Holyrood y Arthur’s Seat
Es un gran pulmón verde salpicado de lagos y de senderos que enfilan hacia Arthur’s Seat, la colina más alta de Edimburgo. No recomendaríamos subir a Arthur’s Seat con niños muy pequeños (a no ser que sean todoterreno, depende de cada familia), porque, en algunos tramos, la cuesta se las trae, pero para una excursión sencilla por terreno llano, podéis llegar hasta el lago de St Margaret, donde suele haber cisnes.
Calton Hill y sus monumentos
Las vistas son de las mejores para visitar con niños : es céntrico y de fácil acceso, ya que el camino está asfaltado (puedes elegir entre escaleras o sendero).
Una vez en la cima, además disfrutar con las vistas de Edimburgo, seguro que a los peques les llaman la atención los monumentos, como la réplica del Partenón de Atenas a medio terminar. ¡Y rodar por las laderas haciendo la croqueta también es una opción muy tentadora…!

Dentro de lo Lugares más bonitos de Edimburgo se encuentra:

Mary King’s Close
Se trata de una visita guiada a la llamada ciudad subterránea de Edimburgo, un conjunto de callejones que se extiende por debajo de la Royal Mile. Esta atracción te la recomendamos sólo si tus hijos son mayores (la edad mínima son 5 años), ya que recordaréis espacios cerrados y oscuros.

Los jardines de Princes St
Estos jardines, que ejercen de frontera ente la Old Town y la New Town, en más de una ocasión.Son el lugar perfecto para hacer un pícnic en familia o zamparte un helado de los carritos que se instalan en la zona de The Mound. Una buena opción es subir al monumento a Scott y disfrutar de las preciosas vistas de Edimburgo (no lo recomendamos para peques ni para adultos con miedo a espacios cerrados, ya que las escaleras de caracol son muy estrechas). Con niños más pequeños, la mejor opción son los jardines oeste: ver el reloj floral (en primavera y en verano), pasar junto a la bucólica casita del jardinero y llegar hasta el extremo oeste, donde encontrarás un parque infantil genial con vistas al castillo de Edimburgo.

A Edimburgo no le faltan rincones maravillosos ni no le faltan museos gratuitos.

Uno de los que puedes visitar en familia es el Museum of Childhood, en la Royal Mile, un museo de la infancia donde se exponen juguetes antiguos (y alguno más moderno).
Es muy pequeñito, pero suficiente para despertarte la vena nostálgica y poder contarle a tus hijos eso de, «cuando yo era pequeño…». También tiene juegos interactivos para ellos.
on 5 años), ya que recordaréis espacios cerrados y oscuros.

Si tus hijos son unos enamorados de Harry Potter, Edimburgo no podría ser mejor destino: fue en la capital escocesa donde J.K. Rowling encontró inspiración y escribió varias de las novelas de la saga. Podéis ir en busca de la tumba de Voldemort en el cementerio de Greyfriars, visitar la tienda dedicada al mago en la colorida Victoria St, ver desde fuera el colegio que dicen que inspiró Hogwarts… ¡Magia garantizada!

2019-07-22T09:56:21+00:00 julio 22nd, 2019|Categorías: Sin categorizar|