GREENWICH PARK. VISTAS IMPAGABLES A LA CITY Y AL TÁMESIS

GREENWICH PARK. VISTAS IMPAGABLES A LA CITY Y AL TÁMESIS

En el sureste de Londres se encuentra uno de los mayores espacios arbolados de la urbe londinense. Aunque sus orígenes se remontan a un antiguo coto de caza, en la actualidad goza del estatus de parque real. Y es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1997.

El Greenwich Park alberga el Real Observatorio de Greenwich. Permite hacer una de aquellas cosas tan curiosas en la vida, tener un pie en el hemisferio este y otro en el oeste, esto es posible por el paso del meridiano cero justo allí. Fue en 1884 cuando se decidió que Greenwich marcaría los cero grados de longitud. Es una oportunidad para los padres explicarle de forma divertida a los niños los hemisferios y hacerles una foto con un pie en cada uno.

El observatorio se construyó en 1675 por orden de Carlos II para estudiar la astronomía, fijar la longitud y así facilitar una navegación más precisa.

Dentro del grupo de edificios que lo componen, el más antiguo es la Flamsteed House, era la casa del primer astrónomo real John Flamsteed estudió las estrellas y trazó mapas de navegación de gran exactitud, vivía en la planta baja y trabajaba en la sala octogonal del piso superior, hasta que murió en 1719. Su sucesor fue Edmund Halley,  del cual el famoso cometa lleva su nombre.

La Time Ball, se creó en 1833 y consiste en una bola roja que cae por un mástil a las 13.00, y los marineros pueden comprobar sus relojes ¡Curiosísimo!

Otros edificios son los Meridian Buildings, el Observatorio con su gran cúpula y el Planetario Meter Harrison.

Actualmente los edificios forman parte del Museo Marítimo Nacional, a visita es muy recomendable con actividades didácticas y muchas cosas  que se pueden tocar sobre todo aquellos que viajan con niños, entre los objetos expuestos destaca el telescopio más grande del mundo, además la entrada es gratuita

En el extremo suroeste de Greenwich Park en Chesterfield Walk, se ubica la Ranger’s House alberga la colección por el magnate de los diamantes Julius Wernher que consta de todo tipo de objetos

El parque cubre unas 73 hectáreas sobre una colina con fantásticas vistas al Támesis y la City

Podréis encontrar extensas zonas de juegos para los peques que son una pasada, y  ver animales como cervatillos y ardillas. Os aseguramos que no querréis salir de allí.

Además son impagables las vistas que se observan desde lo alto de la colina con el Old Royal Naval College y el río Támesis de fondo. De hecho, en días despejados puede verse hasta la Catedral de Saint Paul, situada en el centro de Londres. ¡¡ Que mejor plan!!

2019-10-11T10:51:02+01:00 octubre 11th, 2019|Categorías: Blog|