VENTAJAS DE IR A UN CAMPAMENTO DE VERANO

VENTAJAS DE IR A UN CAMPAMENTO DE VERANO

¿Porque qué es bueno para los niños ir a campamentos en verano de inmersión lingüística?

Salir del país ya es de por sí una experiencia significante. Hoy queremos compartir con vosotros la multitud de beneficios de llevar a nuestros niñ@s a un campamento de verano. Aparte de la diversión, volverán cargados de aprendizajes. en el campamento se vive un ambiente amigable en el que realizarán actividades a las que no están acostumbrados que los motivarán a aprender cosas nuevas, ya sea en medio de la naturaleza o explorando una ciudad y sobre todo se darán cuenta de todo el potencial que tienen.

Ganan autonomía. El día a día en un campamento brinda la oportunidad de que un niño adquiera su propia rutina.

Responsabilidad. Los niños comienzan a entender la responsabilidad de su comportamiento.  Entenderán la importancia de cuidar sus cosas

Participar y aprender. Participarán en actividades de grupo y empezarán a perder un poco la vergüenza. a ser respetuoso con la naturaleza y a sacar el máximo partido de esta experiencia tan enriquecedora para ellos.

Socializar con niños de su misma edad e intereses similares. Desarrollarán sus aptitudes sociales. Harán nuevos amigos, niños que están en su misma situación y aprenderán a compartir y a integrarse en el grupo.

Pedir ayuda. es importante que todo niño sepa que no está solo, que puede pedir ayuda si no se encuentra cómodo o tiene cualquier problema.

Adquirir nuevos valores. Son muchos los valores humanos y sociales que los niños pueden aprender durante los campamentos de verano. Se desenvuelven en rutinas que fomentan el compañerismo y el respeto hacia sus compañeros, un factor esencial para el desarrollo personal de cualquier persona.

Valorar los recursos naturales. Niños y niñas no solo tendrán la oportunidad de conocer, vivir y respirar la naturaleza, también abrirán su mente y empezarán a valorar toda la riqueza natural de su alrededor.

Aprender idiomas. Los campamentos de verano en otros idiomas, son una gran vía para que los más pequeños practiquen realmente las lenguas que aprenden en el colegio y se den cuenta de que su aprendizaje sirve y mucho. Una forma de aplicar los conocimientos aprendidos durante el curso escolar y defenderse realmente en esos idiomas

Estimular la creatividad. Muchas de las actividades que se realizan en los campamentos requieren la búsqueda de soluciones creativas. Construir un pequeño refugio, seguir las pistas para encontrar el tesoro del pirata Puntamora o improvisar una obra de teatro pueden ser buenas formas de estimular la capacidad creativa de los más pequeños.

Ejercitar habilidades. La gran mayoría de las actividades, por lúdicas que sean, tienen una base pedagógica detrás. Están pensadas para estimular las habilidades de los más pequeños: aprender a escuchar, a trabajar en equipo, saber argumentar durante una conversación, etc.

Despejar la mente. Olvidar la rutina del colegio. En los campamentos de verano todo es nuevo, infinidad de juegos a diario. Convivir en un lugar así ayudará a los niños a dejar de lado las preocupaciones escolares durante un tiempo y dar oxígeno a sus ideas y volver con las pilas totalmente cargadas.

¿Y los padres?

No os preocupéis,  aunque preocuparse es normal, están en entornos seguros y muy cuidados. Podréis acompañarlos y recogerlos a diario.

Y ya que los niños están divirtiéndose ¿por qué no lo hacemos también los padres? Es la oportunidad perfecta para aprovechar el tiempo y realizar actividades diferentes de las que hacemos cuando estamos con nuestros hijos.

Os dejamos algunos de los beneficios que tendréis papás y mamás al dejar a vuestros niñ@s en un campamento de día:

Estaréis más desahogados al salir de la frenética rutina .

Son la oportunidad perfecta para aprovechar el tiempo y realizar distintas actividades mientras los niños no están, como descubrir lugares nuevos, pasar tiempo en pareja o con amigos, salir a disfrutar la ciudad, entre muchos otros otros.

Os ayudará a entender que vuestros hij@s tienen que aprender también por sí mismos.

Unos y otros tendréis nuevas historias que contaros.

Y lo más importante, si ellos disfrutan del campamento, vosotros también lo haréis. El campamento no es una continuación del colegio: no hay clases. Por ello es importante que lo vean como una aventura y no como una obligación.
Además podemos estar cerca de ellos en este proceso. ¡¡Quien se Anima!! 🙂

2020-01-20T10:33:24+01:00 enero 20th, 2020|Categorías: Blog|